LatamHay quienes retornan a Venezuela pero sin descartar una...

Hay quienes retornan a Venezuela pero sin descartar una segunda migración

-

- Advertisment -spot_img

Mirla Pérez, directora del Centro de Investigaciones Populares (CIP), explicó que desde el Observatorio de Dinámicas Comunitarias del CIP han explorado el retorno de migrantes en 14 estados del país y lo que han encontrado son varias narrativas, como la de no descartar una segunda migración, y que no hay noticias de un gran flujo de emigrantes retornando.

 

Caracas. “Ya tengo más de seis meses aquí y noto a Venezuela muy cambiada”. Andrés Paredes tiene 34 años de edad y creció en la parroquia Sucre, cerca de Pérez Bonalde, a donde recientemente volvió luego de vivir cuatro años en Ecuador. Andrés tiene nuevos planes en Venezuela, aunque no descarta una segunda migración.

Cuando Andrés es consultado sobre si volvería a emigrar o no, contesta con la seguridad de un “sí, sí lo volvería a hacer”, solo que para una segunda vez trataría de hacer varias cosas distintas y pone como opción principal norteamérica, aunque sin llegar por la travesía de cruzar la selva del Darién.

Esta vez lo haría con una proyección distinta de la que me fui la primera vez, de que todo sería color de rosas y que iba a conseguir un trabajo, iba a conseguir dinero y que a los tres meses me iba a regresar a Venezuela, dijo Andrés.

Foto: Luis Morillo

De la migración venezolana se desprende un grupo indeterminado de personas que regresó al país, sobre todo en los últimos cuatro años. Cada quien con una razón distinta. La pandemia de COVID-19 también ha sido un factor importante dentro de estas decisiones.

Los retornados

No hay manera de saber el volumen de personas que han regresado a Venezuela. Sin embargo, Mirla Pérez, directora del Centro de Investigaciones Populares (CIP) y doctora en Ciencias Sociales, explicó que desde el Observatorio de Dinámicas Comunitarias del CIP han explorado el retorno de migrantes en 14 estados del país y lo que han encontrado es que no tienen noticias de un gran flujo de retornados sino de casos aislados.

Cuando exploramos en la narrativa que traen al regresar al país es una narrativa de probar, es decir, están volviendo para probar porque les han dicho que, por ejemplo, aquí pueden tener un trabajo mejor, que pueden ganar un poco más de dinero, explicó la experta.

Como ya se mencionó, no hay cifras oficiales del flujo de retornados. Solo los datos del Plan Vuelta a la Patria, una iniciativa gubernamental para repatriar venezolanos desde Latinoamérica, que ha gestionado el regreso de 29.000 personas desde el año 2018.

Entre el monitoreo que ha realizado el CIP sobre la migración retornada han encontrado que un segmento de estas personas cuando llega al país se da cuenta de que la situación en Venezuela sigue siendo compleja.

Está ocurriendo con mucha frecuencia que personas que emigraron hacia Sudamérica ya no piensan en volver hacia el sur, sino que piensan en la migración hacia el norte, explicó la experta.

Datos publicados por Migración Colombia en 2020 estiman que entre el 14 de marzo del 2020 y el 3 de agosto de ese mismo año salieron de Colombia unos 95.000 venezolanos que retornaban por voluntad propia. Mientras que unos 42.000 venezolanos permanecían a la espera del retorno en campamentos habilitados en Bogotá, Medellín, Barranquilla y en los tres principales pasos fronterizos: Norte de Santander, La Guajira y el Arauca. Otros 400 venezolanos habían sido deportados.

Un informe especial presentado en 2020 por Cecodap y el CIP, titulado “Retornar en tiempos de pandemia”, si bien tampoco muestra cifras exactas sobre la cantidad de migrantes que han retornado a Venezuela, hace una estimación basada en datos recabados hasta diciembre de 2020. Resulta muy difícil poder establecer una cifra siquiera cercana a la realidad. Seguramente no estamos hablando de menos de 250.000 venezolanos que han vuelto al país a raíz de la pandemia por COVID-19.

Sobre Andrés

Andrés es técnico superior universitario (TSU) en Administración de Empresas, con 12 años de experiencia en la rama aseguradora. Tiene dos hijos, el mayor con trastorno de espectro autista grado moderado a severo y diplejía espástica, que le impide caminar.

En Venezuela se siente, por un lado, feliz porque está con su familia, y por otro, consciente de que el país “no se arregló”. Sin embargo, busca ver las posibilidades dentro de los problemas.

Estoy buscando salir adelante con un negocio de fletes. Un amigo me está ayudando con eso porque sabe que volver a Venezuela no es fácil”.

El primer proceso migratorio de Andrés empezó en 2019. Se fue con 170 dólares en un autobús que lo llevó desde Palo Negro, estado Aragua, hasta la frontera de Venezuela con Colombia. De allí tomó otro transporte hasta Ecuador, a donde llegó con la motivación de intentar “lograr cosas excepcionales” para él y los suyos.

Yo salí con ganas de comerme el mundo. Sin embargo, cuando sales y ves la realidad y te das cuenta de que la vida de migrante no es tan fácil, me encontré con muchísimas paredes. De los tres años y medio que estuve allá, dos años y nueve meses fueron muy difíciles. En esos casi cuatro años pasé mucho tiempo sin poder enviar dinero a Venezuela.

Emigrar con toda la familia

Javier Morillo y Lilibeth Sánchez son esposos. Él es escolta y ella educadora. Tienen dos hijos, Isabella y Mateo, de 12 y seis años de edad. En 2018 Javier tomó la decisión de emigrar a Argentina para reunir el capital suficiente y regresar por su familia.

La inflación fue una de las razones que lo empujó a emigrar. Además de las fallas en los servicios públicos, los bajos sueldos, el deterioro del sistema de salud y la escasez de transporte público.

El mismo año en que Javier salió de Venezuela, la inflación anual llegó al pico más alto registrado en los últimos años en el país. Según datos del Banco Central de Venezuela (BCV), en 2018 la inflación anual fue de 130.060 %, mientras que en 2017 fue de 862,6 % y en 2016 de 274,5 %.

Los migrantes y refugiados venezolanos en el mundo son 6.805.209, según cifras de la Plataforma de Coordinación Interagencial para la Situación de Venezuela, liderada por la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La mayor parte se concentra en Colombia, Perú, Ecuador, Chile, Brasil y Argentina.

En 2022 la Plataforma de Coordinación Interagencial para la Situación de Venezuela observó un incremento significativo en el número de personas refugiadas y migrantes de Venezuela que realizaron varios movimientos nuevos y sucesivos, la mayoría por vías irregulares debido a cierres fronterizos y mayores requerimientos de visas. Estos nuevos desplazamientos están marcados por el tránsito hacia el norte o el regreso a Venezuela.

Javier Morillo y Lilibeth Sánchez tienen dos hijos, de 12 y seis años.| Foto: Luis Morillo

Javier llegó en avión a Buenos Aires junto con uno de sus hermanos. Cuando arribó a Argentina se sintió “bien”, porque “todo lo nuevo es bonito”.

Lo que más le sorprendió fue el contraste de los supermercados de allá con los de la Venezuela entre 2016 y 2018, donde la escasez de alimentos llegó a ser de 80 %, su pico más alto en 2017, según una encuesta publicada por Datanalisis.

La realidad es que nunca pensé en irme, me fui por necesidad, dijo Lilibeth, quien salió de Venezuela con sus hijos en 2019.

En Argentina, Lilibeth trabajó como vendedora y Javier como conductor de Uber (taxis). Por la pandemia de COVID-19, Lilibeth tuvo que dejar de trabajar para quedarse en casa al cuidado de los niños, porque el dinero no alcanzó para costear el cuidado de ambos.

No recomiendo emigrar con niños. No tienes a nadie que te ayude, añadió Javier.

Una posible segunda migración para ellos también

Ahora los planes son inciertos para la familia de Lilibeth y Javier, ya en Venezuela tienen un poco más de tranquilidad. La pareja regresó con sus hijos el 2 de septiembre de 2022. Desde entonces volvieron a la playa, lo que más extrañaba Isabella, la hija mayor.

Lilibeth y Javier comenzaron la búsqueda un nuevo colegio en Caracas para sus hijos y trabajos para ellos dos. Ya hubo una primera entrevista en un plantel en la que Lilibeth notó que Mateo no se sintió del todo cómodo. Presume que a su hijo menor será a quien más le cueste adaptarse nuevamente a Venezuela, aunque esos detalles se le olvidan cuando cuando comparte con sus primos.

Se nota una mejoría, cuando yo me fui no había ni camioneticas (transporte público). Y yo dije ‘vamos a ver’, qué es lo peor que puede pasar, cualquier cosa agarro a mis muchachos otra vez y me vuelvo a ir, dijo Javier.

“Los planes ahora son caminar por el Darién y llegar a Estados Unidos”. Y aunque esas palabras de Javier fueron una broma, al igual que Andrés, él tampoco cierra la puerta a una segunda migración, a pesar de que a su esposa no le convence mucho la idea.

Datos del Servicio Nacional de Migración de Panamá indican que al menos hasta julio de 2022 han ingresado a Panamá unas 48.430 personas por la selva de Darién. Entre ellos 7283 son niños y adolescentes (15 %). De esta cifra, 58 % de los migrantes son venezolanos, 7,9 % haitianos y 5,2 % cubanos.

Rumores de “Venezuela se arregló”

“Venezuela se está arreglando, vamos a intentarlo otra vez” fueron rumores que escuchó Andrés mientras estuvo en Quito. Oyó sobre supuestas mejoras económicas en el país. Lo mismo escucharon Javier y Lilibeth en Buenos Aires.

Para una nota publicada en Crónica.Uno en abril de este año, el economista Omar Zambrano, director de Anova Policy Research, explicó que la economía empezará a recuperarse lentamente a partir de 2022.

En 2021, luego de siete años de contracción, la economía creció 4 %, según datos oficiales. Sin embargo, en agosto el dólar en Venezuela le recordó a la población sobre escenarios de años anteriores con las subidas de precios de los alimentos. En dicho mes el dólar oficial subió 36,04 % mientras que el paralelo subió 35,38 %.

La inflación, la subida de los precios y los conflictos políticos en Argentina también fueron motivos para el retorno a Venezuela de esta pareja, tres años después.

Javier, por su parte, escuchó las historias de amigos a quienes les estaba yendo bien en Venezuela, que no estaban ganando en bolívares y que en dólares la vida rendía un poco más.

Javier y Lilibeth regresaron a Venezuela luego de vivir tres años en Argentina.| Foto: Luis Morillo

Cada vez la cosa se estaba poniendo peor. Cada día nos limitábamos más, entonces antes de que se ponga peor, que no tengamos cómo regresar, que alguno se enferme y no tengamos para pagar el alquiler, preferimos regresar. Hoy me siento más tranquilo. Al menos no tenemos la preocupación de pagar el alquiler”, explicó Javier.

Otra de las narrativas que han encontrado desde el Observatorio de Dinámicas Populares entre la migración retornada es que el regreso a Venezuela para muchos representa liberarse de la preocupación de pagar el arriendo y de ganar apoyo familiar, al poder contar con la ayuda de padres, hermanos y demás familiares.

Las personas refugiadas y migrantes de Venezuela se han vuelto aún más vulnerables, entre otras cosas por la pérdida de su ya limitado apoyo social y económico para cubrir necesidades básicas, especialmente en áreas vitales, como la salud, el alojamiento, la alimentación, la protección y la atención sanitaria. El grave impacto de la situación actual ha hecho que algunas personas se planteen regresar, explicó un informe de Acnur, publicado en agosto de 2020.

Fuente: cronica.uno


Últimas Noticias

Observatorio de la Diáspora Venezolana desmiente retorno del 60% de los migrantes

El coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, Tomás Páez, asegura que las cifras de retorno de migrantes venezolanos...

ACNUR, OIM y socios requieren 1.720 millones de dólares para apoyar a las personas refugiadas y migrantes de Venezuela

La Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), codirigida por ACNUR, la Agencia de...

¡Preocupante! Un 22% de los migrantes que han pasado por Darién son menores de edad

Además muchas mujeres migrantes se adentran a este camino con un cronograma fijado para dar a luz en Norteamérica...

Agencia de EEUU divulga por error datos de más de seis mil migrantes vulnerables

Nombres, estatus de los casos y lugares de detención de gente que ha solicitado asilo fueron divulgados La información personal...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Trabajadores migrantes nepalíes que construyeron estadios de la Copa del Mundo están completamente olvidados

"Nadie se acordará de ellos más que sus familias" por Benju Lwagun Mientras el mundo se reúne para celebrar la Copa Mundial...

La ONU precisa 1720 millones de dólares para atender a la una migración creciente de Venezuela en América Latina

Esta iniciativa se convierte en la mayor estructura de respuesta de la ONU en el mundo pues incorpora a...

Más Vistos

Observatorio de la Diáspora Venezolana desmiente retorno del 60% de los migrantes

El coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, Tomás...

ACNUR, OIM y socios requieren 1.720 millones de dólares para apoyar a las personas refugiadas y migrantes de Venezuela

La Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Otras noticiasDestacadas
Recomendadas para ti