EuropaLa caótica política de refugiados de la UE

La caótica política de refugiados de la UE

-

- Advertisment -spot_img

Italia ha puesto siempre trabas para el ingreso de los migrantes a su territorio.

La Unión Europea debe encontrar sitio para las personas que Italia no quiere acoger. Es evidente que las reglas y políticas migratorias de Bruselas no son adecuadas, dice Bernd Riegert.

El nuevo gobierno de extrema derecha de Italia está haciendo exactamente lo que prometió durante la campaña de las elecciones que le llevaron al poder: que el desembarco de migrantes rescatados del mar sea más difícil y, en algunos casos, imposible. La primera ministra Giorgia Meloni incluso habló de un bloqueo naval en su momento.

Vivimos el mismo drama escandaloso que en 2018, cuando el entonces ministro del Interior, Matteo Salvini, ahora ministro de Transporte, bloqueó los puertos con críticas maliciosas a la política migratoria de la UE. Como entonces, los demás estados reaccionan mirando para otro lado, con vacías promesas de solidaridad o soluciones europeas.

Desde 2015, la política migratoria de la UE se ha centrado principalmente en evitar que los posibles solicitantes de asilo entren a Europa por las fronteras marítimas y terrestres, disuadirlos y encerrarlos, y no solo bajo la presión de los gobiernos nacionales de derecha, porque todavía no hay un acuerdo para la distribución de aquellas personas que llegan a la UE y pueden solicitar asilo.

Inmigrantes bajando del navío Open Arms.El Open Arms es uno de los barcos que continuamentde rescatan inmigrantes del mar Maditerraneo.

La teoría sigue siendo que los países de primera entrada, es decir, Italia, Grecia, España, Croacia, Polonia, Hungría, Malta y Chipre, serían responsables de los procedimientos de asilo y alojamiento de los inmigrantes. Sin embargo, esta regulación, conocida como reglamento de Dublín, no ha funcionado en la práctica durante mucho tiempo y, de hecho, nunca ha funcionado. Porque las estadísticas de las autoridades de la UE muestran que, por ejemplo, de las 80.000 personas que llegaron a Italia a través del Mediterráneo en estos años, solo algo más de la mitad solicita asilo en Italia. Los demás pasan a la clandestinidad en ese mismo país o, con la tolerancia de las autoridades italianas, se trasladan al norte. El mismo patrón se puede observar en Grecia, en la ruta de los Balcanes y en España.

El gobierno italiano no tiene motivos para gritar que se está sobrepasado y justificar así sus promesas populistas. Una mirada a los números muestra que otros países de la UE aceptan significativamente más solicitantes de asilo que Italia. En términos absolutos, Alemania, Francia y España están por delante de Italia. Y si se hace un cálculo per cápita, Chipre, Eslovenia y Austria han registrado la mayoría de las solicitudes de asilo, no Italia. La negativa o la lentitud en la tramitación de los barcos de salvamento en los puertos italianos, además de las penurias para las personas afectadas, produce imágenes que son excelentes para hacer política.

Son miles los migrantes que llegan cada año a las costas de Italia y Grecia.Son miles los migrantes que llegan cada año a las costas de Italia y Grecia para pedir asilo en Europa.

Buscando desesperadamente una política migratoria común

No obstante, lo cierto es que la mayoría de las personas no llegan a Italia tras ser rescatadas en el mar, sino en barcos que son conducidos por contrabandistas a las playas de Sicilia o Calabria. La verdadera vergüenza de la política migratoria es que no ha logrado contener la peligrosa ruta a través del mar. Todos los intentos de instalar campamentos en Libia, construir centros de desembarco en la UE, externalizar los procedimientos de asilo al norte de África, trabajar junto con los países de origen o detener los modelos de negocio de los traficantes han fracasado hasta ahora.

Los ministros del Interior de la UE necesitan reunirse urgentemente y discutir una vez más la distribución de los solicitantes de asilo. Hasta entonces, volverá el inhumano “bingo de refugiados”, como lo llaman los funcionarios de la UE en Bruselas. En una conferencia telefónica, Bruselas tratará de encontrar lugares en los países de la UE dispuestos a acoger los inmigrantes de Italia, que, de otro modo, seguirían retenidos a bordo de los barcos de rescate. Ese fue el caso en 2018 y 2019 y ahora volverá a suceder. Una tragedia.

Fuente: corporate.dw.


Últimas Noticias

MIGRACIÓN: Una odisea para los minusválidos

■ De acuerdo con el Consejo Danés para Refugiados, más del 60 % de la población migrante con discapacidad en...

La nueva política migratoria de EEUU sacude vidas en Cuba

Marcos Marzo abraza a sus amigas que vinieron a despedirse de él, en La Habana, el miércoles 25 de...

Crisis migratoria: La Guardia Costera de EEUU intercepta a más balseros cubanos

Durante el mes de enero, 872 migrantes cubanos solicitaron refugio en México. Unos 66 balseros cubanos fueron devueltos a la Isla entre...

El clima extremo y la guerra matan de hambre a Somalia

En los campos de desplazados de Dolow, miles de familias huyen de una combinación mortal de extremismo islamista y...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Migrantes de Afganistán, los que más solicitan refugio en México

Un total de 430 afganos solicitaron asilo en el primer mes de 2023, informó la Comisión Mexicana de Ayuda a...

Huir de una combinación mortal: extremismo islamista y la peor sequía que ha visto el cuerno de África en 40 años

Los camdesplazado os de desplazados de Dolow, Somalia, acogen a decenas miles de personas que huyen de la violencia...

Más Vistos

MIGRACIÓN: Una odisea para los minusválidos

■ De acuerdo con el Consejo Danés para Refugiados, más...

La nueva política migratoria de EEUU sacude vidas en Cuba

Marcos Marzo abraza a sus amigas que vinieron a...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Otras noticiasDestacadas
Recomendadas para ti