Más de 40.000 personas han sido atendidas en los centros de asistencia a refugiados ucranianos abiertos por el Ministerio de Inclusión en Madrid, Alicante, Barcelona y Málaga desde que estalló la guerra en Ucrania, de las que el 66 % son mujeres cuyo perfil laboral más destacado es el de economistas, ingenieras, abogadas y contables.

Según el análisis de los cuestionarios recopilados hasta el 30 de abril en los cuatro Centros de Recepción, Atención y Derivación (CREADE) operativos, el 60 % de las personas que han pasado por estos dispositivos tiene estudios superiores; el 26,3 % ha completado una formación profesional o el bachillerato y el 10,6 % cuenta con estudios secundarios.

Fuente: EFE