LatamOperación Bienvenido les brinda a los migrantes venezolanos la...

Operación Bienvenido les brinda a los migrantes venezolanos la posibilidad de recomenzar en el norte de Brasil

-

- Advertisment -spot_img

 

Pacaraima, 3 de abril de 2023 – Al amanecer, Euclimar G., su esposo Josfenix, y su hijo de dos años Dylan tomaron un camino transfronterizo esperando poder sacar ventaja de él y llegar antes de que el abrasador calor de la sabana norte de Brasil empezara a sentirse. “La vida en Venezuela se había vuelto muy difícil y sentimos la necesidad de venir a este lugar”, dice Euclimar de 24 años en medio del ruido, el gentío y las filas de personas en Pacaraima, una ciudad en el norte de Brasil ubicada justo en la frontera con Venezuela y que es el principal punto de acceso a Brasil para miles de migrantes.

Al final de sus arduos y extensos viajes transfronterizos, Euclimar y otros venezolanos son recibidos en el Puesto de Recepción y Apoyo (PRA) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Pacaraima. El PRA ofrece alojamiento para pasar la noche, alimentos, protección y servicios de higiene para migrantes y refugiados que acaban de llegar a Brasil, y también para quienes están esperando la documentación civil y no pueden quedarse en un albergue por un período prolongado.

Vista aérea de migrantes venezolanos que acaban de llegar a Pacaraima, norte de Brasil. Foto: OIM/Gema Cortes

Una joven venezolana rodeada de maletas espera que le toque el turno para los procedimientos migratorios en Pacaraima, Brasil. Foto: OIM/Gema Cortes

Bajo un sol abrasador, los migrantes venezolanos hacen fila para los procedimientos migratorios en Pacaraima, ciudad fronteriza al norte de Brasil. Foto: OIM/Gema Cortes

Migrantes venezolanos hacen fila para los procedimientos migratorios mientras van llegando a Brasil. Foto: OIM/Gema Cortes

Operação Acolhida, u Operación Bienvenido, es la respuesta humanitaria y la recepción que brinda el Gobierno Federal de Brasil en Roraima, uno de los Estados menos poblados y menos desarrollados de Brasil, en respuesta a un influjo histórico de migrantes y refugiados que han estado llegando desde  Venezuela desde 2017. Ha sido reconocido como un modelo para toda la región.

Más de 800.000 venezolanos han cruzado a Brasil a través de la frontera norte en años recientes, buscando atención, alimentos y nuevas oportunidades.

La Operación Bienvenido tiene tres pilares: (1) Gestión de fronteras, que le brinda a refugiados y migrantes servicios de recepción, identificación, documentación, cuidados médicos básicos e inmunización; (2) Alojamiento en las ciudades fronterizas, incluyendo alimentos, educación, salud y protección social y (3) Reubicación voluntaria a otras zonas de Brasil en donde tengan mayores oportunidades económicas y de integración.

Mujeres venezolanas acurrucan a un bebé mientras esperan para realizar los trámites migratorios. Foto: OIM/Gema Cortes

Personal de la OIM pide a los migrantes venezolanos que formen una fila, incluyendo a las personas con discapacidades. Foto: OIM/Gema Cortes

La familia de Euclimar está cruzando la frontera por segunda vez. A pesar del futuro incierto y sin dinero en sus bolsillos, tienen una esperanza renovada de poder recomenzar sus vidas en Boa Vista, capital del Estado de Roraima. “Lo estamos haciendo por mi hijo, para darle una mejor calidad de vida”, dice ella, mientras hace fila junto a cientos de venezolanos que acaban de llegar a la frontera.

Al final del día en Pacaraima, una larga fila fuera del PRA se extiende allende la valla y gira en la esquina mientras 450 personas vienen a buscar tranquilidad. Cada día, una cama, una ducha, alimentos y apoyo psicosocial le son ofrecidos a los migrantes y refugiados en movimiento.

Dianora, de 44 años, viaja junto a su hija con necesidades especiales, con sus hijos adolescentes y con su madre de 60 años. Foto: OIM/Gema Cortes

El personal de la OIM vacuna a un migrante venezolano a su llegada a Brasil. Foto: OIM/Gema Cortes

Dianora L., 44, está viajando desde el Estado Bolivariano de Venezuela junto a su hija con necesidades especiales, sus dos hijos adolescentes y su madre de 60 años. La familia se dirige a Brasilia para reunirse con el marido de Dianora, padre de sus hijos, que ha estado trabajando allí por cinco años. “Fue todo un desafío irme de mi país, pero estoy muy agradecida de tener la oportunidad de venir a Brasil y poder reunirme con mi esposo”, explica con lágrimas en los ojos. “Por sobre todas las cosas estamos buscando la posibilidad de volver a empezar. Y de poder brindarles un mejor futuro a nuestros hijos”.

Este mapa presenta un resumen de las rutas migratorias en Suramérica y se presenta con fines ilustrativos únicamente. Los límites y nombres que se muestran, además de las denominaciones usadas en este mapa, no implican ninguna autorización ni aceptación oficial por parte de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Bajo el abrasador sol de la tarde, Daniel Q., de 44 años y su hijo Jordanis, de 11, matan el tiempo jugando al dominó en el PRA. A pesar de haber dejado atrás a sus seres queridos, lo que los impulsó a migrar fue un fuerte sentido de esperanza. Daniel quiere reunirse con su hermano mayor en  Curitiba, al sur de Brasil, en donde hay un trabajo digno esperándolo. “Nos ha costado irnos de nuestro país, pero creo que valdrá la pena si le puedo dar a mi hijo un buen futuro y si además puedo enviar algo de dinero a los que han quedado allá”, dice este ex pescador de Venezuela.

La asistencia en tiempo oportuno sin duda alguna marca una diferencia para cientos de personas que llegan a la frontera a diario, explica Priscila Leite, coordinadora de campo de la OIM en  Pacaraima. “La OIM está trabajando junto a Operación Bienvenido del Gobierno de Brasil en todas las instancias de la respuesta, desde la información que se brinda en los puntos de llegada, apoyo médico y psicosocial, alojamiento para pasar la noche y reubicación interna voluntaria. Ya hemos ayudado a cientos de miles de venezolanos a reconstruir sus vidas con dignidad aquí en Brasil”.

Daniel, de 44 años y su hijo Jordanis, de 11, en un centro de alojamiento temporal en  Pacaraima. Foto: OIM/Gema Cortes

Daniel y Jordanis jugando al dominó con otros migrantes. Foto: OIM/Gema Cortes

Personal de la OIM registra a migrantes para el centro de alojamiento temporal. Foto: OIM/Gema Cortes

Una muchacha venezolana recibe agua potable en un centro de alojamiento temporal. Foto: OIM/Gema Cortes

El “Pueblo de la Esperanza” 

Jose R. y su hijo Pedro viven en una choza en Vila Esperança, es decir en el “Pueblo de la Esperanza”, que es un asentamiento establecido espontáneamente por migrantes y refugiados de Venezuela en  Pacaraima. “Al menos por ahora un día de trabajo nos brinda lo suficiente como para comer e incluso enviar algo de dinero a nuestras casas”, dice Pedro mientras cocina frijoles y arroz para el almuerzo. Llegaron a Brasil hace cinco años.

Más de 155 personas viven en este asentamiento informal y precario ubicado en la ciudad fronteriza de Pacaraima, en donde se han erigido chozas construidas con madera reciclada, trozos de metal y lodo. En total la ciudad cuenta con 15 asentamientos espontáneos en todo el territorio, en donde sobre la base del sentido de comunidad, los migrantes y refugiados adquieren valor interactuando y viviendo de forma más independiente, tomando sus propias decisiones. Casi todos los residentes venezolanos en estos lugares no tienen empleo y dependen de la ayuda humanitaria y de los beneficios del Gobierno. Regularmente la OIM brinda apoyo médico y psicológico además de asistencia jurídica.

Vista aérea del personal de la OIM que ingresa al Pueblo de la Esperanza, un asentamiento espontáneo establecido por los venezolanos en Pacaraima. Foto: OIM/Gema Cortes

José y su hijo Pedro viven en Pacaraima, en una choza construida con plástico negro y ramas. Foto: OIM/Gema Cortes

El personal de la OIM evalúa las necesidades de los migrantes de Venezuela en el Pueblo de la Esperanza. Foto: OIM/Gema Cortes

Regina L., que anteriormente trabajaba como maestra y tuvo que dejar su trabajo en Venezuela porque el salario era insuficiente, explica cuáles son sus planes para mejorar su situación en el futuro. “¿Cuál era mi mayor sueño?”, dice.”Ver a mis hijos con un futuro mejor; espero que mi hija adolescente Laura pueda estudiar odontología”. Regina ha abierto un centro comunitario para menores migrantes en el Pueblo de la Esperanza.

Mientras tratan de perseverar, tener esperanzas y reconstruir sus vidas en sus nuevos entornos, los venezolanos están atentos a las noticias que llegan desde sus lugares de origen, principalmente a través de mensajes de WhatsApp y de llamados telefónicos de quienes se quedaron allí.

Jose R. dejó cuatro hijos en Venezuela y su mayor esperanza es poder reunirse con ellos y tenerlos cerca. “Nos comunicamos por WhatsApp a diario y no veo la hora de poder tenerlos aquí conmigo”, dice muy emocionado, mirando la última foto que le enviaron.

Regina, que antiguamente trabajaba como maestra, ahora vive en el Pueblo de la Esperanza. Foto: OIM/Gema Cortes

Migrantes de Venezuela en el Puesto de Recepción y Apoyo de la OIM. Foto: OIM/Gema Cortes

Esta historia fue escrita por Gema Cortés, Unidad de Prensa de la OIM, Oficina del Enviado Especial para la Respuesta Regional a la Situación en Venezuela.

Fuente: storyteller.iom.int


Últimas Noticias

Impuestos pagados por migrantes en Chile superan recursos que el Estado gasta en extranjeros

Caracas, 10 de abril de 2024. Los migrantes contribuyen al crecimiento de Chile, con un aporte fiscal neto positivo. ¿Qué significa eso?...

El sorpresivo rol de los migrantes en la economía de EE. UU., según informe

Ha crecido el número de personas que quieren vivir y trabajar en Estados Unidos. La economía estadounidense está creciendo, en...

El papel de las remesas para la recuperación económica de América Latina: “La migración es clave”, según analistas

El crecimiento sostenido de las remesas se ha debido a la migración continua, el aumento del monto promedio enviado...

Sexo por supervivencia, un documental sobre la migración venezolana forzada, comienza su camino en festivales

El largometraje recorre Cúcuta, Maicao y Nueva York para contar las historias   Black Hole Enterprises y Picante Films acaban de...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Más de 2.300 desplazados y confinados por choques entre grupos en el suroeste de Colombia

La situación se debe a los enfrentamientos entre grupos armados, en una zona donde hay presencia de dos disidencias...

Encontraron muertos al menos a 20 migrantes haitianos en un barco en el norte de Brasil

"Se cree que murieron de hambre y deshidratación, pero es necesario realizar más análisis", informó la Policía. Veinte supuestos migrantes...

Más Vistos

Impuestos pagados por migrantes en Chile superan recursos que el Estado gasta en extranjeros

Caracas, 10 de abril de 2024. Los migrantes contribuyen al crecimiento...

El sorpresivo rol de los migrantes en la economía de EE. UU., según informe

Ha crecido el número de personas que quieren vivir...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Otras noticiasDestacadas
Recomendadas para ti