AsiaUna inusual visita al fortificado centro en Corea del...

Una inusual visita al fortificado centro en Corea del Sur donde preparan a los desertores del Norte para su nueva vida

-

- Advertisment -spot_img

FUENTE DE LA IMAGEN,MINISTERIO DE UNIFICACIÓN. Pie de foto, Las instalaciones, que están rodeadas por una valla alta con una puerta vigilada, incluye un centro de trabajo.


 

Author, Michael Bristow

A unas dos horas en coche de la capital de Corea del Sur, Seúl, en un entorno rural de colinas boscosas y arrozales, se encuentra un complejo de edificios que parecen fuera de lugar.

Elevándose sobre extensiones de campo, estas estructuras de varios pisos están rodeadas por una valla alta y una puerta vigilada.

El complejo está aislado, asegurado y es privado.

Es en parte centro de entrenamiento, en parte instalación médica, en parte centro de reeducación.

Aquí es donde los desertores norcoreanos son enviados durante tres meses cuando llegan a Corea del Sur.

Su nombre es Hanawon, o para darle su título completo, Centro de Apoyo al Asentamiento para Refugiados de Corea del Norte.

El número de norcoreanos que emprenden el difícil y peligroso viaje a Corea del Sur, arriesgándose a morir si los atrapan, para escapar de la pobreza y la represión ha disminuido significativamente en los últimos años.

Instalaciones de Hanawon

FUENTE DE LA IMAGEN,MINISTERIO DE UNIFICACIÓN. Pie de foto, Las instalaciones de Hanawon en Corea del Sur ofrecen clases para refugiados de Corea del Norte, incluida la cocina.

Hace más o menos una década, llegaban casi 3.000 cada año.

Esa cifra se redujo a alrededor de 1.000 en los años siguientes y luego a menos de 100 durante la pandemia, cuando Corea del Norte selló sus fronteras.

A pesar de eso, Corea del Sur ha reafirmado su compromiso no solo de mantener abierto Hanawon, sino también de expandir sus instalaciones.

El gobierno de Seúl cree que a medida que se relajen los controles de Covid en Corea del Norte, más personas huirán.

Si eso sucede, Hanawon volverá a llenarse.

Recibir a los recién llegados

El ministro de Unificación, Kwon Young-se, dijo que Corea del Sur debe prepararse para recibir a estos recién llegados.

“Necesitamos pensar en los desertores no como extranjeros, sino como vecinos cuya ciudad natal está en el norte”, dijo.

Con sus setos, flores y árboles bien cuidados, Hanawon parecía acogedor bajo el sol de verano el lunes, cuando el gobierno de Corea del Sur permitió a varios periodistas visitar las instalaciones.

Nos mostraron un centro de formación, donde los desertores de Corea del Norte pueden elegir entre 22 cursos, en temas como peluquería y belleza, repostería o confección de ropa.

Sala de formación de tecnología

FUENTE DE LA IMAGEN,MINISTERIO DE UNIFICACIÓN. Pie de foto, Las salas de formación tecnológica enseñan dispositivos a los que los norcoreanos no están acostumbrados.

Una de las habitaciones parece un salón de belleza, donde los desertores aprenden el delicado arte de la manicura.

Usan manos de maniquíes para practicar pintura, pulido y limado.

Un delicioso olor a horneado llena el aire desde la clase de cocina de al lado.

Otros cursos tienen como objetivo ayudar a los norcoreanos a adaptarse a la vida en un país que está, en términos de tecnología, décadas por delante de donde vinieron.

Problemas psicológicos

Otro salón para clases está configurado como una tienda que vende aparatos de alta tecnología.

Se pueden ver tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras.

Mientras que el suelo de otro edificio parece un hospital moderno.

Hay una pequeño salón, salas de consulta y médicos caminando con batas médicas blancas.

No solo se atienden las necesidades físicas de los norcoreanos; muchos llegan con graves problemas psicológicos que necesitan atención urgente.

Jeon Jin Yong
Pie de foto, Jeon Jin Yong es un psiquiatra que ha trabajado en Hanawon.

Jeon Jin-yong es un psiquiatra que trabajó en Hanawon.

Ha escuchado terribles historias de trauma de los norcoreanos que pasaron por las instalaciones.

Dijo que tuvieron que lidiar con el estrés de la fuga y el temor constante de que los atrapen y los envíen de regreso antes de llegar a Corea del Sur.

Muchos luchan por superar la culpa de dejar atrás a familiares en Corea del Norte a quienes tal vez nunca vuelvan a ver.

Ocultar que son del Norte

Algunos enfrentan prejuicios en Corea del Sur y optan por ocultar el hecho de que son del Norte.

“Una vez, uno de mis pacientes estaba almorzando en un restaurante cuando en la televisión había noticias sobre el lanzamiento de un misil por parte de Corea del Norte“, dijo Jeon.

“Se puso muy incómodo, así que rápidamente terminó de comer y salió del restaurante. Le preocupaba lo que pensaría la gente si supiera que era del norte”.

Una alumna en la clase de manicura

FUENTE DE LA IMAGEN,MINISTERIO DE UNIFICACIÓN. Pie de foto, Los surcoreanos aprenden con maniquíes.

En una entrevista con periodistas, tres mujeres desertoras que actualmente se encuentran en Hanawon dejaron entrever las dificultades que están tratando de superar.

Tenían miedo de revelar sus nombres y por eso contamos sus historias como mujer A, B y C. Una de ellas habló desde detrás de una pantalla.

Las tres habían llegado a Corea del Sur después de escapar primero a China, donde sus vidas eran mejor que en Corea del Norte, pero todavía sufrían de ansiedad y peligro.

La mujer B dijo que no podía obtener una tarjeta de identidad china, lo que significaba que no podía ir a un hospital, obtener una tarjeta bancaria o incluso viajar en tren.

Esperanzas y temores

La mujer C dijo que le pagaban la mitad del salario de un trabajador chino porque no estaba en posición de pedir más.

También describieron una red cada vez más estrecha de vigilancia china que los había obligado a buscar refugio en Corea del Sur.

“Cuando decidí desertar por primera vez, no tenía miedo de nada porque estaba completamente sola“, dijo la mujer A.

“Pero luego tuve un hijo en China y me di cuenta de que no tenía un estatus legal”.

Las tres mujeres hablaron de sus esperanzas y temores para el futuro.

Una de ellas mencionó incluso que le preocupaba cómo pagar impuestos.

Kim Sung Hui
Pie de foto, Kim Sung Hui se graduó en Hanawon.

Alguien que sabe por lo que están pasando es Kim Sung-hui, que se graduó en Hanawon hace poco más de una década y ahora dirige su propio negocio elaborando un vino de arroz que es popular en Corea del Norte.

A Sung-hui le contaron en su ciudad natal que los surcoreanos inicialmente la recibirían pero luego la torturarían y la matarían.

“No fue hasta que me gradué de Hanawon que finalmente me di cuenta de que estaba a salvo”, dijo.

Y añadió que la verdadera educación para aquellos en Hanawon comienza después de abandonar las instalaciones.

“La primera noche en el exterior es memorable para todos los desertores. Sentí un gran alivio por finalmente estar en Corea del Sur. Abracé a mi hija y comencé a llorar, no porque estuviera triste o sola, sino porque habíamos sobrevivido”, dijo.

En esas primeras semanas en el exterior, Sung-hui recuerda la amabilidad de los voluntarios surcoreanos que la ayudaron a adaptarse.

Estaban allí para darle la bienvenida cuando entró en su nuevo hogar, le mostraron las tiendas locales e incluso pagaron su primer viaje en taxi.

Todavía se mantiene en contacto con algunos de ellos.

Aquellos que aún estén en Hanawon esperan que les pase algo similar.

Fuente: bbc.


Últimas Noticias

“Venezuela no es un país para las deportaciones”

Los datos públicos de la Oficina Federal para Migración y Refugiados (BAMF) indican que de las 3.729 solicitudes presentadas...

Premian relato sobre la experiencia de la migración latinoamericana

Diego Celorio, Elena Mesa, Guillermo Quijas, María Fasce, Jorge Volpi, Silvia Sesé, Adilia de las Mercedes, Sergio Ramírez y Renato...

Disminución de la migración venezolana en Colombia deja un sabor agridulce

Aunque Migración Colombia atribuyó la reducción de la cifra a las políticas del Gobierno Petro, expertos consideran que es...

Migrantes de Haití, hacer vida en la CDMX entre precariedad

Perla Miranda / Marlene Thiele En una cocina improvisada, Beatrice prepara un sancocho haitiano, “como una sopa con harinas”, cuenta...
- Advertisement -spot_imgspot_img

RJM alerta que el flujo migratorio no se detendrá en Centro y Norteamérica

Foto: Red Jesuitas con Migrantes Continental   La Red de Jesuitas con Migrantes identificó condiciones inhumanas de los centros de detención,...

EEUU sanciona a empresas de transporte que facilitan la “migración irregular”

Migrantes caminan hacia una parada de autobús el 21 de febrero de 2024 en el distrito neoyorquino de Brooklyn ©...

Más Vistos

“Venezuela no es un país para las deportaciones”

Los datos públicos de la Oficina Federal para Migración...

Premian relato sobre la experiencia de la migración latinoamericana

Diego Celorio, Elena Mesa, Guillermo Quijas, María Fasce, Jorge...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Otras noticiasDestacadas
Recomendadas para ti