ProtagonistasLa salud mental de los niños refugiados: más que...

La salud mental de los niños refugiados: más que un trauma

-

- Advertisment -spot_img

Niños juegan con un tanque de agua en un campamento de refugiados en la República Democrática del Congo.Imagen: Paul Lorgerie/REUTERS


Esteban Pardo

No se trata sólo de la guerra o la violencia de la que huyeron: el brutal viaje y las duras condiciones de vida de los refugiados pueden pesar más que el trauma sufrido.

Puede ser fácil dar por sentadas ciertas cosas en la vida y olvidar el privilegio que significa poder vivir en un lugar pacífico y seguro, donde tanto nuestras necesidades básicas, como nuestros derechos humanos estén garantizados.

Esta, sin duda, no es la situación en el lugar de origen de los más de 100 millones de desplazados que en 2022 se han visto obligados a abandonar sus hogares debido a persecuciones, conflictos, violencia, violaciones de los derechos humanos u otras experiencias traumáticas, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). De esos 100 millones, unos 35 millones se consideran refugiados.

Las personas refugiadas sufren más problemas de salud mental

“Cuando huyes, pierdes todo lo que conformaba tu mundo y te mantenía arraigado y conectado”, escribió Lynn Jones, psiquiatra de niños y adolescentes y trabajadora humanitaria, en un artículo de 2018. Jones compartió lo aprendido en más de 25 años de experiencia con niños en zonas de guerra y desastres.

Estas experiencias pueden ser devastadoras para el bienestar mental de los refugiados y pueden provocar ansiedad severa, altos niveles de estrés, trastorno de estrés postraumático (TEPT), depresión y suicidio.

Panos Vostanis, psiquiatra infantil del Reino Unido, explica a DW que “los refugiados presentan tasas de problemas de salud mental cuatro o cinco veces superiores a las de la población general”. El trabajo de Vostanis se centra en niños vulnerables que han sufrido acontecimientos traumáticos.

Los niños refugiados son especialmente vulnerables

Entre los refugiados, los niños son especialmente vulnerables. “Carecen de capacidades cognitivas para entender lo que está pasando. Es muy fácil que los niños piensen que esto es mucho más peligroso de lo que realmente es”, explica a DW Jon-Hakon Schultz, investigador principal del Centro Noruego de Estudios sobre la Violencia y el Estrés Traumático.

Los más pequeños también suelen carecer de la experiencia y las habilidades necesarias para afrontar estas situaciones, añade Schultz. No obstante, además del horror de la guerra, la violencia o la persecución que les obligó a huir, existen muchos otros factores que pueden contribuir a los problemas de salud mental.

Cada una de las etapas intermedias de la huida trae dificultades y consecuencias psicológicas. El viaje en sí puede causar más traumas y afectar a toda la familia, no sólo a los niños: Los refugiados sirios se enfrentan a la muerte al cruzar el mar Mediterráneo en embarcaciones abarrotadas, con la esperanza de llegar a Grecia o Italia. Los venezolanos que cruzan el Paso del Darién desde Colombia hasta Panamá se enfrentan a muchos peligros y abusos en su camino hacia Estados Unidos.

La familia desempeña un papel clave

Tener unos padres cariñosos puede ser tan importante para el bienestar como dejar atrás los horrores de la guerra, la violencia o la persecución, según Jones. Por desgracia, no todos los padres lo son, lo que puede causar más traumas a los niños.

Una vez que la huida es exitosa, cuando los desplazados llegan a un campo de refugiados o consiguen asilo en un país de acogida, el arduo camino continua.

En los campos de refugiados, como el que hubo en 2015 en Calais, apodado “la jungla” por quienes viven allí, las condiciones pueden ser deplorables, según denuncia Human Rights Watch.

Estas condiciones pueden a veces superar el trauma original en los niños y tener “profundos efectos” en su salud mental y física a lo largo de su vida, explica la psiquiatra Lynn Jones.

Fuente: dw.


Últimas Noticias

“Venezuela no es un país para las deportaciones”

Los datos públicos de la Oficina Federal para Migración y Refugiados (BAMF) indican que de las 3.729 solicitudes presentadas...

Premian relato sobre la experiencia de la migración latinoamericana

Diego Celorio, Elena Mesa, Guillermo Quijas, María Fasce, Jorge Volpi, Silvia Sesé, Adilia de las Mercedes, Sergio Ramírez y Renato...

Disminución de la migración venezolana en Colombia deja un sabor agridulce

Aunque Migración Colombia atribuyó la reducción de la cifra a las políticas del Gobierno Petro, expertos consideran que es...

Migrantes de Haití, hacer vida en la CDMX entre precariedad

Perla Miranda / Marlene Thiele En una cocina improvisada, Beatrice prepara un sancocho haitiano, “como una sopa con harinas”, cuenta...
- Advertisement -spot_imgspot_img

RJM alerta que el flujo migratorio no se detendrá en Centro y Norteamérica

Foto: Red Jesuitas con Migrantes Continental   La Red de Jesuitas con Migrantes identificó condiciones inhumanas de los centros de detención,...

EEUU sanciona a empresas de transporte que facilitan la “migración irregular”

Migrantes caminan hacia una parada de autobús el 21 de febrero de 2024 en el distrito neoyorquino de Brooklyn ©...

Más Vistos

“Venezuela no es un país para las deportaciones”

Los datos públicos de la Oficina Federal para Migración...

Premian relato sobre la experiencia de la migración latinoamericana

Diego Celorio, Elena Mesa, Guillermo Quijas, María Fasce, Jorge...
- Advertisement -spot_imgspot_img

Otras noticiasDestacadas
Recomendadas para ti